La espera…

Llovió en Santiago de Cuba. Lluvia esperada, lluvia necesaria en la “tierra caliente”.

Mientras, aguardábamos en Santa Ifigenia para que tras el chaparrón, desde adentro nos rompiera otra tormenta; una de agradecimiento, de respeto; de ganas de avanzar y de empeño de seguir adelante.

_DSC0388 pq

 

Ante las tumbas de Martí y Fidel, llovió el compromiso con la Patria de la prensa cubana.

Sigue leyendo “La espera…”

Javier, la soledad y el 14 de febrero

Mientras las horas caen, como granos irrecuperables que se vierten a la nada desde un roto reloj de arena, Javier piensa: “Otra vez solo”.

Miró en derredor, y las estampas no lo ayudaron: parejas de la mano, tragándose a besos; flores plásticas, que entre fragancias de contrabando, esconden su kitsch procedencia y la antinatural incapacidad de volverse mustias en pocos días.  Sigue leyendo “Javier, la soledad y el 14 de febrero”

Cosas de la guagua…

-Abuela, abuelita, dime una adivinanza, dime una adivinanza-, pedía la pequeña vestida de azul; mientras su mirada pasaba intermitentemente de la anciana que la observaba con cariño, hacia el paisaje que se le antojaba curioso del otro lado de la ventana de la guagua.

pequenas-guaguas1-Chivirico, chivirico, chivirico rico  con melao-, canturreaba su primita desde un conjunto rosado que acompañaba de dos motonetas bamboleantes y danzarinas. Sigue leyendo “Cosas de la guagua…”

Mayra García Cardentey: “Para mí no existe periodismo cómodo”

Mayra García Cardentey tiene un “doctorado” en retratar la cotidianidad cubana desde sus textos periodísticos de forma amena, coloquial y con tonos de lirismo.

Convencida de que el periodismo es “nervio vivo”, nos acostumbró a reflejar temas vilipendiados o marcados con la etiqueta de intrascendentes; también, a mostrarnos su visión de los tópicos que transversalizan y condicionan nuestra sociedad. Sigue leyendo “Mayra García Cardentey: “Para mí no existe periodismo cómodo””

Brenda, la judoca de “El Pequeño Japón”

Si Brenda del Cristo Liranza no hubiera nacido en “El Pequeño Japón”, como se le conoce a Guanajay en la provincia cubana de Artemisa entre quienes practican el judo en Cuba, tal vez su vida fuera un poco distinta, y seguramente no sería judoca.

Brenda es risueña y jovial. Mientras conversó sus ojos se encendieron con esa llama que habita en las personas que disfrutan realmente lo que hacen. Sigue leyendo “Brenda, la judoca de “El Pequeño Japón””